Modular

MODULAR

En la cámara frigorífica modular Kide, con modulación de 190mm. y el mejor aislamiento del mercado, la unión va en sentido vertical, por lo que se pueden montar los paneles verticales antes de montar el techo, requiriendo menos operarios que en el montaje bucle a bucle. Además, con este sistema se puede desmontar cualquier parte del techo sin necesidad de soltar los paneles verticales.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

SISTEMA DE SUJECIÓN RÁPIDO Y SEGURO

El sistema de sujeción que KIDE ha desarrollado, además de ser rápido y sencillo, garantiza un perfecto ajuste entre los diferentes paneles, tanto entre los verticales, como entre éstos y los paneles del techo.

Como resultado, el grado de aislamiento que ofrece la cámara una vez montada es total, cumpliendo su función con los mejores resultados.
Además, en caso de tener que desmontar los paneles, el sistema de sujeción de KIDE es tan sencillo de soltar como de ajustar.

EL DISEÑO AL SERVICIO DEL INSTALADOR

La cámara frigorífica modular Kide, no sólo facilita al máximo el montaje y desmontaje de la cámara y garantiza una total estanqueidad, sino que además confiere una estética mucho más perfecta, al ocultar al máximo las juntas de unión.

GANAR UN 20% DE TIEMPO EN EL MONTAJE DE LA CÁMARA

KIDE ha desarrollado un exclusivo sistema de sujeción entre los paneles verticales y los del techo que le aporta importantes ventajas:

1. Facilidad de montaje y desmontaje: El sistema de unión entre los paneles va en sentido vertical, permitiéndole montar el techo después de montar los paneles verticales y desmontarlo sin necesidad de soltar éstos.

2. Perfecta estética gracias a las juntas invisibles: El panel vertical va desde el suelo hasta el techo en una sola pieza. Su unión con el panel del techo se realiza mediante una única junta que además, gracias al exclusivo diseño de nuestro sistema de sujeción, queda invisible, consiguiendo una estética perfecta.

3. Gran estabilidad del techo: La superficie de apoyo del panel horizontal en el vertical es de 55mm., dotando al techo de una estabilidad total.

4. Aislamiento total: Todas las uniones, en lugar de ser lisas, son machihembradas, con lo que se garantiza un perfecto ajuste entre los diferentes paneles y, por lo tanto, una estanqueidad total.

Otra ventaja que facilita el montaje de la cámara frigorífica modular es la incorporación de los paneles esquineros verticales. Gracias a estos paneles que van situados en cada una de las esquinas de la cámara, todos los paneles verticales son iguales en cuanto a su diseño, con lo que su colocación es mucho más flexible y sencilla.

Además, la ubicación de la puerta también es mucho más flexible que en las cámaras con paneles diferentes, pudiendo colocarse donde se desee. Y a diferencia de otras firmas, los esquineros de KIDE están fabricados en el mismo material que el resto de los paneles y con los mismos sistemas de sujeción, por lo que su montaje es igual de fácil y el exterior de la cámara queda totalmente homogéneo.

dato-01